domingo, 23 de noviembre de 2008

Tu musa

O arte o musa. Te dije "elige"

Y hoy ya he elegido, sólo para tí seré reina de tus pensamientos, de tu inspiración, la que mande en tu cabeza y la que, cuando a ella le plazca, aparezca en los momentos menos apropiados, en mitad de una clase o, incluso, en misa. Tu musa, agusta entre todas las demás, Calíope, la de la bella voz, que cante por las mañanas y adormezca a las fieras.
Arte para los demás, sólo eso.

No puedes quejarte, ¿verdad?

2 comentarios:

El Profe dijo...

Pues un lujo, sí señor. ¿Quién se quejaría? Por cierto, que vivir en los pronombres es un acto de amor de los más bellos de nuestra literatura. Salinas el que mejor lo explicó

teatro_magico__no_para_cualquiera dijo...

Con temor a equivocarme. Me doy por aludido =). Esta bien que te muevas otra vez por el blog, que te quiero ver escribir =).Ya sabes, artista para ellos, Musa para mí. Y no, no puedo quejarme ni por asomo.


Te quiero y de todo corazón, prometo escribirte más a menudo, que últimamente mi culto esta un poco disminuido xD.