sábado, 22 de mayo de 2010

ñoñez


no me ha bastado con imaginarte.
se me ha saltado alguna lágrima cuando, estando en la cama, he alargado la mano y no me he rozado con la tuya.
voy a intentarlo de nuevo, cerraré los ojos y contaré uno, dos o, como mucho, tres meses, ¿vale? Y, cuando los abra, nuestras pestañas se estarán besando.
¿jugamos a que pase el tiempo rápido? No es como el pilla-pilla, es una especie de crucigrama contrarreloj, un pasatiempo complicado pero, de premio hay algo grande, muy grande.


& yo.

5 comentarios:

Smily dijo...

Bf... precioso.
Ojalá que en mucho menos de tres meses, esas pestañas vuelvan a amarse en silencio :)

Smily dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
eigual dijo...

Como siempre, como todo lo que escribes. Precioso y lleno de cariño, infinito cariño.

Prozac dijo...

te aconsejo esperar cuatro minutos mas de esos tres meses, el tiempo tinee un fanastismo por llegar cutro minutos tarde :)

Lygofilia dijo...

¡He vuelto! Como volverá él, y antes de lo que crees, ya verás.