viernes, 17 de julio de 2009

13-16 julio 09


¡Ya quisiera Nueva York contenernos en sus entrañas! Desde aquí se ve todo más claro, a pesar de que en el cielo se mezclen tres colores y que sólo sea capaz de ver dos estrellas porque la noche no es del todo cerrada. Inútil no sé, ilusa demasiado, me conoces bien. Y si está dura la piedra me apoyo en tu pecho, el mar me da frío, me da miedo perderte y tú, hoy, estás cerca para devolverme las alas. Que contigo se volar, aunque a veces me bloquee, charlo por los codos y poco digo. Bah, tú sabes callarme y volver a hacerme hablar, ahora sí, con argumentos razonables y entendibles para el resto de la humanidad. Pero es preferible que esto último sólo sea raras veces, hoy prefiero contarte una historia, más bien rememorarla, con palabras que sólo a ti y a mi nos resultarán familiares. ¿Y si te digo surrealismo? La penumbra es nuestra luz y el pincel o pluma, nosotros mismos. Bonitas son nuestras narices que hacen de márgenes del lienzo. Sin reglas, ni costumbres, ni temas que nos valgan, ahora soy poéticamente lasciva. ¿Qué tendrá esa palabra que al pronunciarla se me escapa? Tiene viento.

3 comentarios:

Vago poetiso dijo...

Será porque nos conocemos intimamente. Porque no tengo razón por la que mentirte, ni razón por la que no decirte la verdad. Han sido unos días maravillosos, con momentos de todo tipo que nos ha hecho madurar el uno con el otro sobre muchos aspectos. Cada uno a su manera.

Y que decirte de la ventolera,en pleno ojo del huracán ¿Y en qué coño pensaba?. Causalidades, hija mia, causalidades. Menos mal que somos dos buenas palmeras, que se doblan pero aguantan el huracán. Podemos dejarnos mecer, con el vaivén sin miedo a resquebrajarnos.


Te quiero, incandescente.

Leire Shower dijo...

Sí,estamos bien jodidas pero bueno siempre podemos mirar hacia delante,que es lo que importa.

eigual dijo...

Increíblemente genial.