miércoles, 8 de julio de 2009

Porque el alma se nos atraganta

y, por muy humanos que seamos, cada día me siento menos persona.
He comenzado a imponerme horarios, a mecanizar mis hábitos y a pensar antes de hablar. Poco me queda ya de lo que caracteriza a los hombres, quizás un físico o un pensamiento que pueda rebasar los límites de lo real, de lo consiente... Sinceramente, de poco me sirve en los tiempos que corren, que vale más una imagen que mil palabras y, aunque sólo se trate de una expresión comunmente utilizada es realmente triste. ¿Es preferible lo real a lo inventado? Yo prefiero un mundo de palabras, de versos, de frases inacabadas y de sueños por cumplir, quiero rellenar cuadernos en blanco, sonrisas vacías. Porque el alma se nos atraganta cuando despierta y recuerda en qué realidad ha llegado a parar, ¡pobre condenada!
Y a mí sólo me queda suspirar
y esperar
y esperar
y esperar.

5 comentarios:

antonella puntocom dijo...

Siempre me gusta comentar mis fotos especiales, aquellas que me transmitían algo aún antes de hacerlas, las imágenes son colores en 2D, ordenados al azar, son parte de lo que percbimos, y nadie puede decir, que lo percibimos es real. En cambio las palabras se entrelazan para elevarnos en todas las direcciones, y hasta para hundirnos.
Seguiré leyendo. Besos!

ELLA dijo...

si te sirve de consuelo, yo tambien prefiero soñar y rellenar sonrisas.

eigual dijo...

Estoy de acuerdo contigo.
Por eso, siempre me asomo por aquí, aunque a veces no te diga nada.

Un abrazo, preciosa.

Daniel dijo...

Que bonito escribes..

Quizás no sea el alma
Tal vez sólo sean nudos
De un descuido de ella.

Con tu permiso iré pasando por aquí.

Te dejo un abrazo.
Dani..

Jay Vyolette dijo...

PRECIOSA!
Amo como escribes, jodida. En serio.
Eres increíble, tía ^^
Cariños, Nalen.