martes, 28 de julio de 2009

Avívame la chispa o no reacciono.
Despiértame de este letargo o que así pasen los años
y yo, inmutable, en el mismo sitio,
apalancada, sin pronunciar palabra.
Avívame la musa,
despiértame inquietudes,
placeres, esencias,
duerme conmigo, despiértame a las tantas,
avívame el sueño, la sonrisa.

Avívame la existencia.






4 comentarios:

turistaentupelo dijo...

Avivar.
Como el fuego, como la vida, como la esperanza, como el insomnio, como las ganas, como el mundo, como....

Fractured hand. dijo...

Creo que todo el mundo necesita ser avivado alguna vez.

El grillo dijo...

¡Ey, Nalen! Échale un vistazo a esta foto:

http://www.lashorasperdidas.com/index.php/2009/08/12/natalie-portman-vuelve-al-instituto/

A ti que te gusta fotografiarte, ¿por qué no le das la réplica? Jeje...

Un saludo

eigual dijo...

Ya había leído esta entrada, pero no te comenté en su momento. Lo hago ahora...

Sinceramente, a veces, necesitamos que nos aviven por dentro. A veces, una simple caricia o mirada te puede revivir en segundos, más que cualquier cosa, o cualquier médico.

Un beso.